“Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques.”

Hay una idea que nos queda clara con el texto a comentar, y es que el gran enemigo del periodismo es el dinero. También están las presiones políticas y demás pero casi todos los factores negativos que influencian al periodismo tienen un trasfondo económico.

Los grandes poderes tienen la temible capacidad de arruinar un trabajo brillante con un argumento endeble, como fue el caso de las acusaciones a George Bush por evitar servir en Vietnam. Los periodistas que realizaron la investigación consiguieron documentos que probaban estas acusaciones y el gran poder del hombre que llegó a ser presidente después de este escándalo consiguió derrumbar las pruebas sólo con mostrar que eran copias de un documento real que no se encontró, pues había sido destruido. No sólo salió beneficiado el acusado sino que el equipo que realizó la investigación tuvo que someterse a varios despidos.

Del mismo modo que el poder puede arruinar una información veraz puede también crear una información falsa, o lo que suele ocurrir, crear publicidad y disfrazarla de información, y no sé qué es más peligroso. Las presiones políticas o económicas pueden llegar a controlar grandes medios de comunicación evitando así la información que les desfavorece y publicitándose a sí mismos a veces sin que el espectador se dé cuenta. Por suerte, y en mi opinión, cada día somos más conscientes de ello y vemos la información que nos llega con otros ojos.

Es la demanda de este público la que propicia la aparición de nuevos medios de comunicación y nuevos soportes, como el digital. A día de hoy casi todo el mundo demanda información en internet, y esto tiene ventajas y desventajas. Es genial tener toda la información que necesitemos a tan sólo un click y que contrastar informaciones de distintos medios lo esté a otro, lo que ha aumentado el número de lectores en todo el mundo. Es una forma sencilla, cómoda, rápida y gratis, ¡qué ventaja! O no tanto? La información es gratuita para el lector pero si queremos que la información sea escrita por un profesional debe haber un modo de financiarla, y si el público no lo hace hay que buscar otra fuente de ingresos. Otra vez el problema del dinero.

Lo que ocurre en este punto es que, o bien la información no es dada por un profesional, o bien se recurre a la financiación externa, que tiene algún interés e influencia al medio. Es por esto por lo que están apareciendo nuevos medios de comunicación que se financian a través de sus suscriptores garantizando de algún modo la ausencia de poderes que presionan a los medios a cambio de financiarlos. He aquí el futuro del periodismo. Aunque como bien dice el texto parece que las universidades se han olvidado de darle la importancia que tienen los medios electrónicos anclándose en los convencionales, que a pesar que comparten su función no se mueven del mismo modo. En mi opinión éste no es el problema más grave de las facultades de periodismo sino el método, y las ganas claro, se necesitan muchas ganas para enseñar, pero ese es otro tema.

Por suerte contamos con herramientas suficientes para convertirnos en autodidactas y para expresar, ya sea opinión o información, sin presiones externas. Es el caso de las redes sociales que no dependen de ningún poder político o económico que calle nuestras voces, y es que “periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s