Análisis crítico. Salvados: CARA A CARA ALBERT RIVERA Y PABLO IGLESIAS

A nivel personal, resulta extremadamente duro exponerse a la crítica de, a mi juicio, la mejor herramienta de aprendizaje para cualquier estudiante de periodismo. En primer lugar, por considerarme una fiel seguidora de cada pieza artística que consigue realizar el equipo de Salvados, un programa que destaca por la actitud con la que el presentador, Jordi Évole, sopesa los temas de actualidad política.

Otro de los grandes retos que consigue batir este espacio televisivo es el enfoque singular que aporta en sus programas, la facultad innata de Évole por sorprender incansablemente a una audiencia fiel que acostumbra a conocer sus movimientos. Es por esto que caigo rendida ante los pies de este glorioso programa y de un referente para la profesión más bella del mundo.

Supongo que, al igual que yo, todos estaréis cansados de que nos bombardeen constantemente con programas relacionados con la política. Es eso o los agonizantes gritos de Belén Esteban en un plató repleto de adultos cotillas que no tienen ningún otro afán en esta vida. La pluralidad, a día de hoy, y como bien se discute en el programa, está muerta.

Sin embargo, dentro de las convenciones que la mayor máquina de hacer dinero nos puede ofrecer, Évole y su equipo realizan un profundo trabajo de investigación que se aproxima a todo aquello que la gente quiere oír: condena al invitado a exponer con claridad; una facilidad que no todo periodista sería capaz de sobrellevar.

He de decir que no deja de ser una exposición de una sección bastante cansina puramente repetitiva. Sin embargo, el carácter innovador de Évole marea los índices de audiencia y crea una sensación de novedad que el espectador saborea con gusto. La temática está más que machacada en el género televisivo y, sin embargo, Jordi llama a nuestras puertas del saber con una propuesta más original para debatir.

La gente no solamente se deja llevar, sino que aprende y saca conclusiones de un tema que trata con naturalidad, sencillez –puesto que, bajo ningún concepto hemos visto al moderador del programa situarse en un espacio exuberante para captar la atención del espectador. La conducción de los diferentes aspectos que desea tratar es lo que realmente atrapa a una audiencia que termina satisfecha tras finalizar el programa- y con total normalidad.

-Mikaela Viqueira

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s